Los ruralistas furiosos con el cierre de las exportaciones de maíz.

OSAM