Tras la demolición del paredón se puede ver el frente del nuevo edificio de la Policía

OSAM